Asociacion Universitas 

Busca en los contenidos de la web

 

jornadas, conferencias y exposiciones

2011

coloquio

Encuentro-coloquio ¿Quién es el sujeto de los nuevos derechos?

 
En segundo lugar, subrayó la oportunidad y la pertinencia de la lectura detenida del trabajo de la profesora italiana en España, donde tendemos mucho a la exageración. En las múltiples y diversas leyes que vienen publicándose desde el 2000 -observó-, vemos que prevalece la lógica antidiscriminacionista, más que la americana de la privacy, lo cual muestra que el socialismo es perfectamente compatible con la lógica individualista y economicista de la tradición libertarian de los derechos propia de Norteamérica. Como español, como constitucionalista y como catalán, no pudo evitar referirse muy sintéticamente al Estatuto catalán, como ejemplo de positivación de la ideología de los nuevos derechos que, lejos de constituir un contrapunto al poder, se han convertido en instrumentos suyos. Dada la crisis de las Constituciones de consenso y de la fundamentación de los derechos que toda esta problemática pone de relieve, Castellá subrayó la relevancia del trabajo de la profesora Cartabia, que merecía ser traducido y dado a conocer al público español.

Patricia Rodríguez-Patrón, Profesora Titular de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Madrid y moderadora del coloquio, dio la palabra a Marta Cartabia, la cual mostró su gratitud y su sorpresa por ver su trabajo leído e interpretado por otro, que parecía haber entendido su método y su finalidad mejor que ella misma. Precisamente quiso detenerse en las tres premisas sentadas por el profesor Castellá. En primer lugar, el motivo de haber elegido los Estados Unidos para desarrollar su trabajo es que allí se tiene la libertad de poner en cuestión el proyecto de los derechos humanos, sin renunciar a lo que tiene de logro, crítica que en Europa es casi imposible. En segundo lugar, se alegró de que su esfuerzo por escapar a toda aproximación ideológica a los derechos fundamentales hubiera sido captado tan inmediatamente por el constitucionalista español. Precisó que había intentado trabajar pegada a los casos concretos de la jurisprudencia de la Supreme Court, movida no tanto por las preguntas "qué es un derecho", "qué es humano", "qué es un derecho humano", así, en abstracto, sino por éstas otras: "¿qué hombre, qué mujer presuponen los nuevos derechos tal y como se muestran en los casos y en la legislación?" y "¿a qué exigencias quieren responder estos nuevos derechos? ¿qué busca el individuo contemporáneo en ellos?".

En relación con la primera pregunta, la constitucionalista italiana se refirió a los tres pilares de los nuevos derechos: la idea de privacy, el principio de no discriminación y la pretendida neutralidad del Estado. Respecto a la segunda, subrayó el origen bueno de estos nuevos derechos, que no es sino el deseo de mejorar la sociedad, de una mayor justicia. Sin embargo, la observación de la experiencia humana deja ver que los derechos humanos, como tienden a ser concebidos, se han convertido en la última utopía. De ahí que concluyera su intervención introductoria llamando a valerse de este instrumento precioso, sin caer en su ideologización.

 

<< volver

diseñado por o3