Asociacion Universitas 

Busca en los contenidos de la web

 

  • inicio /
  • jornadas, conferencias y exposiciones

jornadas, conferencias y exposiciones

jornadas, conferencias y exposiciones

presentación de libro

Presentación de los libros "El Sentido Religioso" y "Liberar la razón. El conocimiento universitario y el sentido religioso en confrontación"

 
Finalmente, Rovira explicó cómo la lectura de El sentido religioso le ha conducido a comprender y articular de un modo inteligente la relación entre la verdad y el cristianismo, ya que “el sentido religioso nos permite hacernos capaces de reconocer la voz del misterio cuando nos habla”. “La verdad interesaba seriamente a muchos filósofos que, como Hildebrand, E. Stein o A. Reinach, se convirtieron al cristianismo”. Así lo expresó también Edith Stein: “buscar la verdad es buscar a Dios, tanto si le es claro a un hombre, como si no”. Para cerrar la pregunta con la que abrió su intervención, el profesor Rovira concluyó explicando qué tareas filosóficas se ha visto impelido a realizar tras la lectura del libro: “describir con fidelidad el sentido religioso; buscar su fundamentación metafísica última; explorar las implicaciones que tiene para la ontología del ser humano”.

La intervención de Javier Prades comenzó también con una pregunta: “la reflexión que estamos realizando en este momento sobre el sentido religioso, ¿está realmente a la altura de los tiempos que vivimos, a la altura de lo que sucede en la plaza del Sol, a escasos kilómetros de la ciudad universitaria, a la altura de las exigencias de cada hombre?”. Comentando y citando unos pasajes de la última novela de González Sainz, Ojos que no ven, Prades puso en juego algunas de las preguntas que laten en el corazón del protagonista de la citada novela: “¿Quieren decir algo las cosas o simplemente suceden? ¿Ellas nos dicen algo o somos nosotros los que queremos que nos hablen? Las preguntas de los hombres, el dolor y los interrogantes ante la realidad, son compatibles con el mundo de la filosofía y de la ciencia”. Estas preguntas, que tienen que ver con el significado de las cosas, con el deseo de afecto, con el valor de la vida, marcan la estatura de un hombre adulto: “Jesús de Nazaret gritó: ¿De qué te sirve ganar el mundo entero si te pierdes tú?” Son estas preguntas, curiosamente, las que Occidente y, de un modo muy particular, la civilización europea, está sepultando y marginando dejándose llevar por un letargo o cansancio. Prades citó a autores como Octavio Paz, Edgar Morin o George Steiner para describir este “debilitamiento de sí mismos para concebir la relación entre lo que hacemos y la propia vida”, debilitamiento que parece atravesar todos los pliegues de la vida europea. Las preguntas del sentido religioso, las preguntas por el significado de la vida, la certeza que el hombre puede alcanzar acerca del perdón, acerca del propio destino, “parecen no encontrar una mirada amiga a nuestro alrededor” y, sin embargo, definen la libertad y la apertura de la experiencia humana. “El hombre que tiene experiencia, es aquel que crece”.

Estas palabras, que sirvieron de colofón para este acto universitario, exponen perfectamente la pertinencia y urgencia de una reflexión seria, personal y comunitaria (también en la universidad), acerca de la experiencia humana y, con ella, del sentido religioso. Hay experiencia humana y conocimiento si hay crecimiento y apertura, si hay lealtad con el propio corazón y con las preguntas y exigencias que atraviesan la vida de cada hombre.

Este acto contó con una participación de 60 personas, entre los que se encontraban profesores y alumnos de distintas universidades de Madrid.



 

 

<< volver

diseñado por o3